DERECHOS QUE TODO TRABAJADOR DEBE CONOCER: TIENE DERECHO A UNA PROTECCIÓN EFICAZ EN MATERIA DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO. MÁS CONCRETAMENTE, TIENE DERECHO A SER FORMADO, INFORMADO, CONSULTADO Y PARTCIPAR EN LAS CUESTIONES QUE LE ATAÑEN EN MATERIA DE PREVENCIÓN, ASÍ COMO A PARALIZAR SU ACTIVIDAD EN SITUACIÓN DE RIESGO GRAVE O INMINENTE. DE IGUAL MODO, TIENE DERECHO A REALIZAR UN RECONOCIMIENTO MÉDICO PERIÓDICO GRATUITO, PARA CONOCER SU ESTADO DE SALUD.

miércoles, 14 de abril de 2010

CUALES SON LOS RIESGOS PSICOSOCIALES

Son características nocivas de la organización del trabajo, que podemos identificar a través de cuatro dimensiones:

1. exceso de exigencias psicológicas: cuando hay que trabajar rápido o de forma irregular, cuando el trabajo requiere que escondamos los sentimientos, callarse la opinión, tomar decisiones difíciles y de forma rápida;

2. falta de influencia y de desarrollo: cuando no tenemos margen de autonomía en la forma de realizar nuestras tareas, cuando el trabajo no da posibilidades para aplicar nuestras habilidades y conocimientos o carece de sentido para nosotros, cuando no podemos adaptar el horario a las necesidades familiares, o no podemos decidir cuándo se hace un descanso;

3. falta de apoyo y de calidad de liderazgo: cuando hay que trabajar aislado, sin apoyo de los superiores o compañeros y compañeras en la realización del trabajo, con las tareas mal definidas o sin la información adecuada y a tiempo;

4. escasas compensaciones: cuando se falta al respeto, se provoca la inseguridad contractual, se dan cambios de puesto o servicio contra nuestra voluntad, se da un trato injusto, o no se reconoce el trabajo, el salario es muy bajo, etc.

5. la doble presencia: el trabajo doméstico y familiar supone exigencias cotidianas que deben asumirse de forma simultánea a las del trabajo remunerado. La organización del trabajo en la empresa puede impedir la compatibilización de ambos trabajos, a pesar de disponer de herramientas y normativa para la conciliación de la vida laboral y familiar. Las mujeres siguen realizando y responsabilizándose del trabajo doméstico y familiar, por lo que la doble presencia es más prevalente entre el colectivo de mujeres.